Empoderar a los pequeños productores en los mercados

El programa para Empoderar a los Pequeños Productores en los Mercados (ESFIM, por sus siglas en inglés) tuvo dos fases. La primera se desarrolló entre 2007 y 2013. Durante la fase de incepción en 2007, los objetivos del programa ESFIM fueron definidos, y consistían en tres componentes: investigaciones colaborativas en países piloto, investigación comparativa en algunos temas prioritarios y aprendizaje-acción, a fin de que los resultados de las investigaciones sean útiles para los pequeños productores. Con financiamiento del FIDA y de AgriCord, el programa como tal arrancó en 2008-2009 con una ronda de talleres nacionales participativos en nueve países, con organizaciones de productores y otras partes interesadas, para priorizar temas y políticas que pudiesen mejorar el acceso a mercados por parte de los pequeños productores, y desarrollar una estrategia de incidencia para tener influencia en las políticas e instituciones pertinentes. Con base en esas necesidades de investigación priorizadas, un proceso de investigación colaborativa comenzó a apoyar dicha agenda de incidencia. En la cooperación participaron investigadores locales contratados por las organizaciones de productores, con apoyo de los institutos de investigación europeos asociados en AGRINATURA.

La segunda fase del programa abarcó el período de 2015 a 2018. En 2015, AgriCord y la Universidad de Wageningen (WUR) lanzaron el Fondo ESFIM de Apoyo a la Investigación. Dicho fondo ha dado apoyo estratégico con investigación-acción que contribuyó a empoderar a organizaciones de productores en países en vía de desarrollo. El objetivo del Fondo era fortalecer la posición de los productores, sobre todo los de pequeña escala, resolviendo problemas que tienen que ver con su posición en los mercados. La meta final era fortalecer las capacidades de los productores miembro de las organizaciones para formular propuestas factibles y basdas en hechos para cambiar elementos clave en el entorno institucional que pudiesen empoderarlos en el mercado. Un total de 15 investigaciones se ha llevado a cabo en 11 países diferentes.

La metodología

Para alcanzar los objetivos susodichos, las organizaciones de productores son el actor social clave que es apoyado, y su accionar y capacidad es donde se concentra la cooperación para la investigación. ESFIM usó el concepto de ‘investigación colaborativa’ para este enfoque de investigaciones orientadas en las necesidades concretas, a través de un proceso de formulación, selección y facilitación de investigaciones liderado por dichas organizaciones, culminando en estudios que ellas consideran prioritarias para el acceso de pequeños productores a los mercados.

Leer más»

Se ha distribuido un llamado a pre-propuestas de investigación entre las organizaciones de productores apoyadas por las agriagencias en la red AgriCord. WUR ha coordinado el proceso de selección y control de propuestas, y los borradores de perfiles de investigación fueron presentados a la Comisión de Evaluación ESFIM. Aquellas organizaciones cuyo borrador de propuesta fuera aprobado fueron invitadas a desarrollar una propuesta final más completa y detallada. En esta fase, las organizaciones pudieron contar con el apoyo de investigadores de WUR para mejorar y afinar los detalles de las metodologías y las preguntas a ser analizadas. Subsecuentemente, los expertos de WUR también apoyaron la puesta en marcha de la investigación y el análisis de los datos. Las propuestas presentadas por las organizaciones casi nunca eran completamente novedosas, pero en general reflejaron la preocupación estructural de dichas organizaciones con respecto a las dinámicas de los mercados y las políticas.

Meta: Apoyo investigativo a organizaciones de productores que fortalezca la capacidad de sus afiliados de formular propuestas factibles y basadas en hechos para cambiar elementos clave en el entorno institucional que pudiesen empoderarlos en el mercado.

Actividades: Las organizaciones de los países seleccionados lideran una asociación investigativa a fin de empoderar a sus productores en los mercados, valiéndose del apoyo de investigadores europeos y locales que pueden nutrir los debates sobre el acceso a mercados en una plataforma liderada por los productores y con una serie de talleres participativos.

Productos: Las organizaciones tienen una agenda pro-activa de cabildeo respecto a la posición de los pequeños productores en los mercados, y un conjunto de propuestas escritas y técnicamente sólidas para lograr cambios en elementos clave del entorno institucional.

Resultados: Las organizaciones son capaces de expresar con mayor eficacia sus necesidades de investigación específicas, y de vincularse con expertos que puedan apoyarlas en la realización de sus actividades de investigación.