header.jpg

Inicio

En 2016, AgriCord y la Universidad de Wageningen han lanzado el Fondo ESFIM de Apoyo a la Investigación. El fondo ofrece apoyo estratégico para la investigación orientada a la acción, a fin de empoderar a las organizaciones de productores en países en vía de desarrollo. El objetivo del fondo es fortalecer la posición de los productores, y sobre todo los pequeños entre ellos, a la hora de enfrentar los problemas que tienen que ver con el mejoramiento de su posición en el mercado.

Con llamados a hacer propuestas como punto de partida, las organizaciones de productores que forman parte de la red de agri-agencias de AgriCord pueden presentar pre-propuestas de investigación que busquen apoyo de investigadores externos, a fin de abordar los problemas que dificultan el acceso a mercados por parte de los pequeños productores. Dichas pre-propuestas son revisadas por la Comisión de Evaluación de ESFIM. Las organizaciones cuya pre-propuesta fue aprobada son invitadas a elaborar una propuesta de investigación definitiva, más detallada y abarcativa. En esta fase, las organizaciones recibirán apoyo de la Universidad de Wageningen a fin de perfeccionar la metodología y las preguntas principales de la investigación. La propuesta final y completa se presentará a la Comisión de Evaluación de ESFIM y al Comité de Proyectos de AgriCord para su aprobación cabal.

El Fondo Esfim de Apoyo a la Investigación forma parte del programa Agricultores contra la Pobreza (FFP, por sus siglas en inglés), financiado por el gobierno de los Países Bajos. Este programa tiene por objetivo general contribuir a la reducción de la pobreza mediante el fortalecimiento de las capacidades y la ampliación de actividades de las organizaciones de pequeños productores en los países en vía de desarrollo.

Si desea saber más del Fondo ESFIM de Apoyo a la Investigación, puede escribir a: researchsupportfund@esfim.org


Impuestos justos y equitativos para los pequeños productores de Bolivia

La AOPEB (Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia) tiene 85 organizaciones miembro y representa alrededor de 70.000 familias campesinas bolivianas. La AOPEB se fundó en 1991 y se focaliza en la producción orgánica, el procesamiento, la comercialización y la capacitación para mejorar la autosuficiencia y la soberanía alimentaria de los campesinos y las comunidades indígenas en Bolivia.

Las organizaciones económicas campesinas formalmente registradas deben pagar un impuesto al valor agregado basado en sus ventas, mientras que no les es posible recibir facturas de sus proveedores (los pequeños productores) a fin de disminuir esta carga impositiva. ESFIM apoya el análisis de los reglamentos impositivos: la revisión de iniciativas previas y el estudio de nuevas posibilidades de crear un mecanismo (como un Régimen Agrario Unificado – RAU – mejorado) que reduzca la carga impositiva de las organizaciones campesinas. Esto podrá mejorar su posición económica en comparación con la de comerciantes rivales, quienes a menudo trabajan en la economía informal y no pagan impuesto al valor agregado.

El proyecto va a comenzar en el segundo trimestre de 2017, y será concluido a fines del mismo año.

Regulación jurídica de derechos de propiedad a fin de mejorar el acceso al crédito

La AVA (Asociación Verde Amazónico) es conformada por 15 asociaciones y cooperativas que representan unos 6.000 productores de cacao y café en la región peruana de San Martín. El objetivo de la AVA es representar a sus afiliados y ofrecer servicios estratégicos a sus organizaciones de base: educación y capacitación de productores, asesoría en programas de producción orgánica y sustentable, asesoría comercial y promoción de técnicas responsables y de la conservación de recursos naturales.

La mayoría de las cooperativas han construido infraestructura en tierras cuya situación legal de propiedad no está bien definida, y que por lo tanto no pueden servir de garantía a la hora de solicitar préstamos. Las autoridades locales y regionales están dispuestas a resolver este problema a condición de que las cooperativas preparen los documentos legales necesarios.

ESFIM financia el trabajo de (un equipo de) juristas especializados que investigan la condición legal de la infraestructura, en colaboración con el Consejo de Administración de cada cooperativa. En cada una de las quince cooperativas miembro de AVA compilan una carpeta con todos los documentos requeridos y asisten al Consejo para iniciar el procedimiento de regulación.

El proyecto se inició a comienzos de 2017, y será concluido a fines del mismo año.

Optimizando sistemas de semilla de papa en Madagascar

CEFFEL (Conseil – Expérimentation – Formation en Fruits et Légumes) en Madagascar cuenta con 11 organizaciones miembro, que a su vez representan 170.000 familias. CEFFEL facilita sesiones de capacitación en técnicas productivas y realiza pruebas y experimentos prácticos. Asimismo CEFFEL capacita a asesores en agricultura, y apoya a sus miembros con información económica. La productividad de la papa malgache está en baja a causa de la marchitez bacteriana (Ralstonia solanacearum) y tizón tardío (Phytophthora infestans). Esto afecta el ingreso de los productores de papa, amenaza su sustento e impacta negativamente en la seguridad alimentaria en Madagascar. Junto con sus miembros y con investigadores, CEFFEL buscará soluciones para lidiar con estas enfermedades y mitigar su impacto en la productividad de la papa y en el correspondiente ingreso de los productores. CEFFEL:

    • explorará, e informará de, oportunidades de tratamiento integrado del tizón tardío, combinando la aplicación restringida de plaguicidas con el manejo de la resistencia de distintas variedades
    • apoyará la profesionalización del sector de semillas de papa mediante proyectos piloto de trazabilidad pragmática del producto y de organización para el mercado
    • desarrollará herramientas de toma de decisiones, adaptadas a la situación local, para la planificación de la siembra y la cosecha de semillas de papa.

Las actividades de investigación comenzaron en noviembre de 2016 y su conclusión está prevista para fines de 2017.

Mejoramiento de los sistemas regionales de producción de semilla de arroz y frijoles en Madagascar

CRAM (Cercle Régional des Agriculteurs Malagasy Fianarantsoa) fue creado en 1996 y tiene 250 socios. CRAM se dedica sobre todo a la producción de semilla de arroz de calidad, y colabora estrechamente con una organización campesina hermana, la APDIP, que se especializa en la producción de semilla de frijol de calidad. Ambas organizaciones de productores apoyan a sus productores de semilla con consejos técnicos acerca de la producción, la organización de las garantías de calidad, y la planificación y el mercadeo de la semilla. Para ambos cultivos, la investigación agraria nacional e internacional ha hecho disponibles variedades mejoradas. Para conseguir que los productores malgaches saquen provecho de este potencial, se necesita comprender la adaptación local de variedades, desarrollar mecanismos eficaces para la promoción del uso variado de semillas de calidad y elaborar modelos empresariales para la producción y comercialización económicamente sustentables de semilla de calidad. El proyecto:

  • pondrá a prueba la adaptabilidad local de las variedades de frijol y arroz recientemente puestas a la venta.
  • probará diversos modelos empresariales para la producción local eficiente y sustentable de semilla de primera generación.
  • explorará las posibilidades de organización de la cadena de valor de la semilla a fin de profesionalizar el sistema de producción y comercialización de semilla de arroz y de frijol.

Las actividades de investigación se iniciaron en diciembre de 2016, y se espera finalizar el proyecto hacia fines de 2017.

Una investigación de las actuales y futuras fuerzas que estimulan o bien dificultan la participación de los jóvenes en la cadena productiva del café en Uganda

La Unión Nacional de la Industria y los Productores del Café (NUCAFE, por sus siglas en inglés) se creó en 1995 y tiene 175 organizaciones miembro, que juntas representan unas 170.000 familias ugandesas. NUCAFE defiende los intereses de los productores de café en Uganda y aspira a empoderarlos mediante el desarrollo social y empresario. El gobierno de Uganda considera el café un producto estratégico, y tiene la ambición de producir 20 millones de sacos (de 60 kg) en 2020. El desempleo juvenil en el país es muy alto: 64%, y la inclusión de los jóvenes en el sector cafetalero es importante para cumplir las ambiciones del gobierno ugandés. ESFIM apoya a NUCAFE para identificar los factores clave que estimulan o impiden la participación de los jóvenes en la cadena cafetalera. La investigación generará un listado de políticas necesarias para mejorar las condiciones que faciliten la creación de empleo para los jóvenes en la cadena productiva del café. Asimismo, se formularán acciones estratégicas a ser emprendidas por las organizaciones de productores a fin de crear puestos de trabajo para los jóvenes.

Las actividades de investigación han comenzado en noviembre de 2016. La expectativa de NUCAFE es que concluirán a mediados de 2017.

Central Cooperativa Agropecuaria

C.C.A. de R.L. – Análisis del mercado y la cadena de valor de la caña de azúcar en el Salvador

 

La Central Cooperativa Agropecuaria es una Sociedad Cooperativa de Responsabilidad Limitada (siglas: C.C.A. de R.L.) legalmente establecida el 27 de abril de 1994. La CCA es una organización de segundo nivel que tiene como miembros a once cooperativas, que se encuentran ubicadas en 6 diferentes municipios a lo largo de la zona costera del departamento de La Paz. Nueve de las cooperativas son de producción agropecuaria y dos son de ahorro y crédito. De las nueve cooperativas agropecuarias, ocho producen caña de azúcar y una cereales de manera familiar y, a su vez, siete manejan un hato bovino lechero de manera colectiva. El total de la población asociada de las cooperativas es de 1120 familias.

ESFIM apoyó a la CCA en su investigación sobre el funcionamiento de la Cadena de Valor de la Caña de Azúcar con énfasis en la identificación de estrategias competitivas y sostenibles que fortalezcan la producción y comercialización equitativa en el tiempo. Se aborda este tema desde la perspectiva de la creación de una estrategia asociativa de comercialización, donde la CCA pueda emprender procesos de integración para el planteamiento y consecución de objetivos en común.

Siendo el azúcar un cultivo cuestionado a nivel mundial por su afectación al medio ambiente, el estudio comprende un análisis de impacto ambiental por labor realizada en el sistema de producción convencional, y lo compara con una alternativa de producción certificada haciendo referencia a los principales sellos de certificación presentes en el país. Se evalúa los requisitos en cuanto a prácticas para reducir el impacto ambiental de las tres modalidades de producción: convencional, certificada no orgánica y orgánica.

Dadas las condiciones actuales de producción del sector agrícola en El Salvador, se concluye que:

  • La producción de azúcar es una actividad que históricamente ha funcionado en El Salvador, y, al parecer, seguirá funcionando.
  • La producción de azúcar es una actividad económica rentable contribuyendo fuertemente a la perennidad de las cooperativas.
  • El sector azucarero debe buscar una salida productiva sostenible para mantenerse competitivo.
  • Las exigencias del mercado internacional indican la tendencia a la adquisición de un insumo producido bajo normas internacionalmente aceptadas.
  • En técnicos y productores prevalece la mentalidad productiva, dirigida a la reducción de costos y con limitados razonamientos de daño al equilibrio ambiental.
  • La población laboral de campo, aduciendo facilidad de cosecha. prefiere la continuidad de métodos de cosecha convencionales.
  • La certificación debe darse dentro de un marco de producción empresarial con responsabilidad social.
  • El gobierno debe fortalecer, diseñar estrategias y concientizar a los productores para avanzar en el programa de “cosecha en verde” que recientemente ha sido iniciado y que su seguimiento adolece de aceptación.