header.jpg

Inicio

En 2016, AgriCord y la Universidad de Wageningen han lanzado el Fondo ESFIM de Apoyo a la Investigación. El fondo ofrece apoyo estratégico para la investigación orientada a la acción, a fin de empoderar a las organizaciones de productores en países en vía de desarrollo. El objetivo del fondo es fortalecer la posición de los productores, y sobre todo los pequeños entre ellos, a la hora de enfrentar los problemas que tienen que ver con el mejoramiento de su posición en el mercado.

Con llamados a hacer propuestas como punto de partida, las organizaciones de productores que forman parte de la red de agri-agencias de AgriCord pueden presentar pre-propuestas de investigación que busquen apoyo de investigadores externos, a fin de abordar los problemas que dificultan el acceso a mercados por parte de los pequeños productores. Dichas pre-propuestas son revisadas por la Comisión de Evaluación de ESFIM. Las organizaciones cuya pre-propuesta fue aprobada son invitadas a elaborar una propuesta de investigación definitiva, más detallada y abarcativa. En esta fase, las organizaciones recibirán apoyo de la Universidad de Wageningen a fin de perfeccionar la metodología y las preguntas principales de la investigación. La propuesta final y completa se presentará a la Comisión de Evaluación de ESFIM y al Comité de Proyectos de AgriCord para su aprobación cabal.

El Fondo Esfim de Apoyo a la Investigación forma parte del programa Agricultores contra la Pobreza (FFP, por sus siglas en inglés), financiado por el gobierno de los Países Bajos. Este programa tiene por objetivo general contribuir a la reducción de la pobreza mediante el fortalecimiento de las capacidades y la ampliación de actividades de las organizaciones de pequeños productores en los países en vía de desarrollo.

Si desea saber más del Fondo ESFIM de Apoyo a la Investigación, puede escribir a: researchsupportfund@esfim.org


Regularización legal de los derechos de propiedad a fin de tener acceso al crédito

La AVA (Asociación Verde Amazónico) es conformada por 15 asociaciones y cooperativas que representan unos 6.000 productores de cacao y café en la región peruana de San Martín. El objetivo de la AVA es representar a sus afiliados y ofrecer servicios estratégicos a sus organizaciones de base: educación y capacitación de productores, asesoría en programas de producción orgánica y sustentable, asesoría comercial y promoción de técnicas responsables y de la conservación de recursos naturales.

La mayoría de las cooperativas han construido infraestructura en tierras cuya situación legal de propiedad no está bien definida, y que por lo tanto no pueden servir de garantía a la hora de solicitar préstamos. Las autoridades locales y regionales están dispuestas a resolver este problema a condición de que las cooperativas preparen los documentos legales necesarios. ESFIM financió el trabajo de (un equipo de) abogados especialistas que investigaron la situación legal de la infraestructura en propiedad de los socios de AVA, junto con la Junta Directiva de AVA. En cada una de las cooperativas miembro de AVA, compilaron un expediente con todos los documentos necesarios, y ayudaron a la junta directiva a iniciar el proceso de regularización legal. Esto desembocó en la descripción de 32 lotes con problemas de titulación, en ocho cooperativas. En base a este análisis, en 2018 AVA comenzó con el proceso administrativo de la legalización de infraestructura y tierras en esas ocho cooperativas.

A manera de preparación para las entrevistas de las juntas directivas con los funcionarios que deciden sobre la legalización de propiedades, y con apoyo de Agriterra, AVA usó los resultados de la investigación ESFIM para elaborar un documento de cabildeo en el que explican la importancia del proceso de regularización y sus beneficios para el sector. Las autoridades regionales tuvieron una reacción positiva ante esta gestión política, e iniciaron un procedimiento para acelerar la legalización de los lotes y la infraestructura que ya habían apoyado en proyectos anteriores.

Este proceso estructurado de incidencia exitosa y proactiva, utilizando un documento de políticas basado en evidencias (es decir, aplicando la metodología FACT) actualmente está siendo presentado en diferentes plataformas (uniones gremiales, municipalidades, talleres sectoriales) como un ejemplo que puede ser replicado por otras organizaciones de productores en sus áreas específicas de gestión política.

Las actividades de investigación comenzaron en marzo de 2018 y se completarán a fines de octubre de 2018.

Hallazgos en cuanto al involucramiento de los jóvenes con la cadena de valor del café en Uganda

La Unión Nacional de la Industria y los Productores del Café (NUCAFE, por sus siglas en inglés) se creó en 1995 y tiene 175 organizaciones miembro, que juntas representan unas 170.000 familias ugandesas. NUCAFE defiende los intereses de los productores de café en Uganda y aspira a empoderarlos mediante el desarrollo social y empresario. El gobierno de Uganda considera el café un producto estratégico, y tiene la ambición de producir 20 millones de sacos (de 60 kg) en 2020. El desempleo juvenil en el país es muy alto: 64%, y la inclusión de los jóvenes en el sector cafetalero es importante para cumplir las ambiciones del gobierno ugandés.

En la primera ronda de investigaciones apoyadas por ESFIM, NUCAFE realizó una encuesta entre 312 personas para poder entender mejor cómo se involucran los jóvenes en la cadena de valor del café en Uganda. Hubo resultados interesantes, como el hecho de que el 90% de los que participaban en la cadena lo hacían en la producción, y que su motivo principal para involucrarse en ella era su convicción de que con eso se podía ganar un buen ingreso.  Por el otro lado, la investigación arrojó que los jóvenes que trabajan en la producción de café se ven enfrentados a varios retos. Los tres más importantes son la falta de acceso a la tierra y al crédito, y las sequías. Se encontró una correlación positiva entre la afiliación a una asociación de productores de café y el ingreso generado por la producción del grano, es decir: cuanto mayor el ingreso por concepto de la producción de café, tanto mayor es la probabilidad de que la gente esté organizada en una asociación.

Estos resultados iniciales de por sí son interesantes, pero también hacen surgir varias preguntas más precisas, tales como: “¿Bajo qué condiciones los jóvenes podrían involucrarse (aún más) en la cadena del café?”; “¿En qué circunstancias podrían ser (más) exitosos?”; “¿Cómo piensan los jóvenes que se pueden superar los importantes problemas causados por la falta de acceso a tierras y crédito, y por la sequía?”;  y  “¿Cuál podría ser la explicación de la relación positiva entre afiliación a una asociación de café y el ingreso generado por la producción del cultivo?”. Asimismo, se explorarán temas como género y participación en la cadena de valor del café y las opciones preferenciales de los jóvenes para ganarse la vida. Básicamente, ahí donde la primera ronda de investigación ofreció un vistazo interesante de “qué” está pasando con los jóvenes y su participación en el sector cafetero, la segunda fase de investigación ESFIM apuntará a comprender “por qué” los jóvenes se involucran en el sector tal como lo están haciendo, y “cómo” piensan ellos que pueden aumentar su involucramiento y su éxito. Estas preguntas serán abordadas mediante métodos más que nada cualitativos, es decir entrevistas y grupos focales, con la opción de usar también métodos participativos. La combinación de hallazgos de estas investigaciones generará una mayor comprensión de la participación de los jóvenes en la cadena del café, así como recomendaciones para políticas públicas y otros actores comprometidos con el sector.

Las actividades de investigación comenzaron en julio de 2018. NUCAFE las completará a fines de octubre de 2018.

Análisis del mercado y la cadena de valor del café en Indonesia

Serikat Paguyuban Petani Qaryah Thayyibah (SPPQT) es una cooperativa indonesia fundada en 1999 con el propósito de mejorar la situación de los productores en la provincia de Java Central. Actualmente, SSPQT cuenta con unos 18.000 miembros.

La producción de café es una fuente de ingreso importante para muchos campesinos en esta región. Más de 8.000 productores de 13 distritos en Java Central producen aproximadamente cuatro toneladas de café por año. Sin embargo, venden su café a intermediarios que son los que definen el precio, a un nivel relativamente bajo. Los productores no están capacitados para acceder directamente al mercado, y se dan cuenta de la diferencia en poder económico. Además, no agregan valor a su café. No se hace ningún tipo de selección o clasificación, y no se conoce bien el mercado ni las preferencias del consumidor.

Actualmente, SPPQT no apoya muy activamente a sus afiliados cafetaleros y no trabaja mucho en comercialización colectiva. Les falta conocimiento en tiempo real de la cadena de valor del café en la que operan sus afiliados. Les gustaría explorar las posibilidades de un plan de negocios viable para una comercialización colectiva que responda a la demanda del consumidor y mejore el nivel de vida de los productores, ofreciéndoles más pericia y capacidades y, por lo tanto, más poder de mercado. A fin de facilitarles a SPPQT y sus afiliados una comprensión cabal de la cadena de valor del café, se hace un estudio en profundidad de dicha cadena, incorporando la posición actual de los productores en el mercado, las exigencias del mercado y el posible rol de SPPQT al apoyar a sus afiliados y al definir una estrategia para mejorar las condiciones de vida de los cafetaleros en la región.

La investigación comenzó a mediados de 2017 y concluirá a mediados de 2018.

Análisis del mercado y la cadena de valor de la papa en Nepal

La Federación Cooperativa Agrícola del Distrito de Makawanpur (DACF) fue creada en 2010 y representa a unas 17.000 familias nepalíes, agrupadas en cooperativas federadas.

La papa es uno de los cultivos principales en esta zona de producción hortícola y gran parte de la producción es comercializada. Las cooperativas no tienen su propio centro de acopio ni una tienda cooperativa para la venta. Además, no hay facilidades de almacenaje a nivel de las explotaciones o de las comunidades, ni existe un sistema colectivo de comercialización. Por lo tanto, los productores se ven obligados a vender individualmente y a través de intermediarios que dictan los acuerdos y, por ende, el precio que los productores reciben por la papa. Los afiliados no están al tanto de los precios de mercado ni de la demanda existente. En este momento, no son capaces de diseñar una estrategia colectiva viable, que es lo que requieren los desafíos que se les presentan. Las cooperativas podrían jugar un papel de liderazgo importante al mejorar la posición de los productores de papa afiliados. Mediante el proyecto ESFIM se está realizando un análisis en profundidad de la cadena de valor de la papa y su comercialización. Los resultados del mismo constituirán la evidencia necesaria para comprender toda la  cadena y el flujo de productos, incluidos los temas de poder y las recomendaciones del caso para la estrategia de las cooperativas y el apoyo ofrecido por DACF.

El proyecto de investigación comenzó en 2017 y la previsión es que finalice a principios de 2018.

Información económica mejorada

La Federación Nacional de Productores Agropecuarios de Burkina Faso (FEPA/B) está formada por 37 uniones provinciales, que representan un total de 241.261 afiliados (con una ligera mayoría de mujeres) en 6.133 grupos de base. FEPA/B se ha propuesto reforzar los servicios económicos que presta a sus miembros y a ese fin ha creado dos uniones sectoriales: una para frutas y hortalizas, la otra para cereales secos. Se pusieron en marcha programas de asesoría empresarial para emprendimientos familiares, la compra conjunta de insumos y la comercialización en grupo de productos agrícolas (incluido el almacenaje.

FEPA/B tiene acceso a diversos tipos de datos económicos sobre mercados, precios, producción, economía rural… Sin embargo, tiene problemas al tratar de organizar esta diversidad de datos de manera accesible y convertirlos en información útil. FEPA/B ahora quiere hacer mejor uso de dichos datos a fin de mejorar los servicios económicos que ofrece a los afiliados y fortalecer su cabildeo económico. Por consiguiente, el proyecto de investigación empezará con una evaluación de la manera en que actualmente se usan datos e información dentro de la FEPA/B. Posteriormente se propondrán herramientas para el procesamiento y la presentación de datos que la FEPA/B puede usar para sus servicios y su gestión económica.

El proyecto de investigación se inició a mediados de 2017 y se prevé su finalización para el primer trimestre de 2018.

Evaluación del mercado potencial para productos agrícolas locales en la región de Kukes, a fin de fortalecer la posición de los pequeños productores en el mercado

ADAD Malore es una organización de productores de las zonas montañosas de Albania, y se fundó en 1996. ADAD Malore tiene 600 miembros y representa unas 7.000 familias. La organización prioriza la capacitación, incluida la asistencia técnica y las formaciones, el apoyo a proyectos, las consultas con las autoridades y el cabildeo.

La region de Kukes es conocida por varios productos locales tales como la carne de cabra y de oveja, ciruelas y arándanos. Predominan las pequeñas explotaciones, con volúmenes de producción limitados. No hay mucha acción colectiva debido a la estigmatización de cooperativas, una falta de conciencia de cómo colaborar fructíferamente y la existencia de importantes barreras de comunicación entre los poblados de la región. Son necesarias la identificación del potencial de mercado y la promoción de los mencionados productos para mejorar la imagen y el reconocimiento de la región de Kukes en la percepción de los consumidores. Con el apoyo de ESFIM, ADAD Malore pretende estudiar las posibilidades comerciales de ciertos productos agrícolas regionales a fin de fortalecer la posición de los pequeños productores en el mercado. Los resultados se utilizarán para generar recomendaciones para los miembros de ADAD Malore y de los grupos de productores que les resuelvan los problemas. Los productos de la investigación servirán para desarrollar una estrategia participativa y de colaboración. Con dicha estrategia se deberán diseñar los pasos necesarios para mejorar el acceso de los productores de Kukes al mercado así como crear un ambiente donde se puedan discutir temas que tienen que ver con las políticas del agro. La estrategia se desarrollará en estrecha cooperación con los diferentes actores en la cadena de valor y con representantes de las autoridades. Con cada fase de la actividad de investigación se aspira a que los productores aumenten sus conocimientos de las cadenas de valor, las partes interesadas que la conforman y el potencial y los requerimientos de los mercados para los diferentes productos.

Se dio inicio al proyecto a mediados de 2016, y la expectativa es que concluirá a principios de 2017.